¿Adiós a las flautas de champagne?

Nada puede haber más emblemático de cualquier celebración que un grupo de flautas llenas de burbujeante champagne.

Sin embargo, cada vez es mayor el número de sommeliers, críticos y expertos en vinos que prefieren servir vinos espumosos en copas de vino blanco.

Las razones para hacerlo son muchas, pero la principal es que –como cualquier buen vino– el champagne y otros vinos espumosos requieren de oxigenación para poder expresar todo su carácter y complejidad, algo que la forma de la tradicional flauta tiende a inhibir.

Los invitamos a leer este excelente artículo de la revista Decanter para entender el porqué de esta nueva tendencia. →

[author title=”Acerca del autor”]